misteriosamente.com.

misteriosamente.com.

El misterio de Stonehenge

El misterio de Stonehenge

Hablar de Stonehenge es referirse a uno de los mayores misterios que la humanidad ha tratado de resolver. Se trata de un monumento megalítico situado en el sur de Inglaterra, en Wiltshire, y que desde hace siglos ha llamado la atención de viajeros, expertos en arqueología, historiadores y curiosos en general. A lo largo de los años, se ha tratado de descifrar por qué se construyó, qué significado tenía y cómo se erigió.

La historia de Stonehenge

La construcción de Stonehenge se remonta a hace unos 4.000 años, en la Edad del Bronce. Sin embargo, no hay una explicación clara sobre quiénes fueron los responsables de su construcción. Se sabe que sus constructores utilizaron grandes bloques de piedra que pesan varias toneladas, y que los transportaron varios kilómetros desde una cantera cercana.

Lo que sí se conoce es que la construcción de Stonehenge se realizó en varias fases, empezando por la excavación del terreno y la creación de una zanja circular. A continuación se colocaron grandes bloques de piedra llamados megalitos, que se utilizaron para construir los dos círculos concéntricos que forman el monumento. Se cree que se colocaron con la ayuda de cuerdas, troncos y rampas para elevarlos.

En una fase posterior se construyó el llamado «trilito» central, que consiste en tres piedras verticales coronadas con otras dos horizontales, formando una estructura en forma de puerta. También se añadieron bloques de piedra conocidos como «piedras azules», que fueron transportados desde Gales hasta Wiltshire, lo que implica un recorrido de unos 240 km.

Los enigmas de Stonehenge

Lo cierto es que hay muchas incógnitas sin resolver sobre Stonehenge. No se sabe con certeza su función original, aunque se cree que tuvo un propósito religioso o funerario. También ha sido objeto de muchas especulaciones sobre su posible uso para la observación astronómica o calendárica.

Otro enigma es la técnica empleada para transportar las enormes piedras desde las canteras hasta el lugar de su emplazamiento. No se ha encontrado ningún rastro de herramientas o maquinaria que permitiera mover estos bloques de varias toneladas, lo que ha llevado a la teoría de que se utilizaron trineos y cuerdas.

Además, el hecho de que las «piedras azules» fueran traídas desde Gales ha planteado la pregunta de por qué se importaron desde tan lejos. Se ha especulado con la posibilidad de que tuvieran un gran valor simbólico o religioso, pero no se ha podido confirmar.

Las leyendas sobre Stonehenge

El misterio de Stonehenge ha dado lugar a muchas leyendas a lo largo de la historia. Una de ellas cuenta que el monumento fue construido por el mismísimo Merlín, el mago de la corte del rey Arturo. Según esta leyenda, Merlín creó el monumento para honrar a los caballeros que murieron en una batalla cerca de Stonehenge.

Otra leyenda cuenta que Stonehenge fue construido por gigantes que vivían en la zona. Según esta leyenda, los gigantes usaron su gran fuerza para mover las piedras desde las canteras hasta el lugar del monumento.

¿Qué podemos aprender de Stonehenge?

Aunque no sabemos todo lo que nos gustaría saber sobre Stonehenge, el monumento sigue siendo una fuente de inspiración y aprendizaje. Nos muestra cómo las civilizaciones antiguas eran capaces de construir estructuras impresionantes y complejas sin la tecnología de la que disponemos hoy en día. También nos recuerda la importancia que la religión y la muerte tenían para estas culturas, y cómo su forma de entender el mundo era muy diferente a la nuestra.

En definitiva, Stonehenge es un monumento que sigue fascinando a todo aquel que lo visita o estudia. Su misterio y enigma ha perdurado a lo largo de los siglos, y seguramente seguirá siendo fuente de especulación y teorías durante mucho tiempo más.